RSS

Un grupo de.... mmmm.... bueno eso!

Lula "Carson" Smith (McCullers)

La señora Carson McCullers me fué presentada por ANA, con una emoción y efusividad digna de un chikitin en una tienda de chuches. Me contagió y decidí hacer la entrada/presentacion.
Podría haber elegido algún resumen de su biografía de los tantos que andan dando vueltas por la web, pero preferí utilizar el material que Ana me envió y colocar links a los artículos que encontré y me resultaron interesantes. Espero que Carson l@s atraiga y se sumerjan en ella descubriendo letra a letra su maravilloso mundo.

La persona que en aquel momento subia por la alameda -una figura espigada y muy delgada, de pelo corto, que de lejos le habia parecido la de un hombre- caminaba apoyandose en un bastón. ¿Seria la señora McCullers? Nadie le habia hablado de su incapacidad. Si aquella mujer era la señora McCullers, quien, según le habian dicho, tenia poco más de cuarenta años, ¿por qué necesitaba un bastón para caminar? ¿Habria sufrido un accidente? Fuera por la razón que fuera, alguien debería habérselo advertido...

Mientras se dirigia penosamente a la consulta de la doctora Mercer, Carson McCullers se temía lo peor. A pesar de su reticencia ante la idea de someterse a una psicoterapia, al final se habia dejado convencer por sus amigos, sobre todo por Hammerschlag, porque era medico, y por Tennessee Williams, porque él mismo se estaba psicoanalizando, y ella valoraba siempre su opinión. Desde hacia varias semanas, se sentia sumamente mal. No podia seguir en ese estado. Era consciente de que su vida corria serio peligro, aunque su ama de llaves, Ida, intentaba convencerla de lo contrario. Ida desconfiaba de "los medicos del espiritu" y le repetia todos los dias: "sister, no vaya. Usted no esta loca, y esa gente le hará daño."

Ella, sin embargo, sentia que no iba a poder superar el invierno, hacer frente a la soledad, soportar la imposibilidad de escribir. Su novela en ciernes, El reloj sin manecillas (Clock Without Hands), estaba en un callejon sin salida. Era como si el espiritu de aquel texto la hubiese abandonado. Ella le daba vueltas y vueltas, pero no se le ocurria nada. Ni una sola frase, ni una sola idea sobre el desarrollo de la intriga. Ni una sola de aquellas "iluminaciones" que antaño solian sorprenderlas. Como cuando se le aparecio el personaje principal de El corazón es un cazador solitario...

Geo

2 comentarios:

Lilith dijo...

Experta en reflejar la soledad del ser humano, y en como proyectamos en los demas, nuestros deseos, los despojamos de su realidad y solo vemos lo que queremos ver. Y todos viendo sin ver.
El corazon es un cazador solitario...que hermoso libro.

andadimelo dijo...

he pasado por aquí para felicitaros este año que empieza¡¡ el libro prometo leerlo, ya lo tengo sólo que empezar¡¡..:)

Lilith dijo...

Experta en reflejar la soledad del ser humano, y en como proyectamos en los demas, nuestros deseos, los despojamos de su realidad y solo vemos lo que queremos ver. Y todos viendo sin ver.
El corazon es un cazador solitario...que hermoso libro.

andadimelo dijo...

he pasado por aquí para felicitaros este año que empieza¡¡ el libro prometo leerlo, ya lo tengo sólo que empezar¡¡..:)