RSS

Un grupo de.... mmmm.... bueno eso!

Poesía. Gloria Fuertes

Elegida para la reunión de noviembre del Club de Lectura Burgundy: Gloria Fuertes. La vemos en la fotografía detrás del humo de su cigarro, mirandonos fijamente. Siempre tuve una relación especial con esta escritora, cuando empece a leerla, de chica, me gustaba y me enojaba a la vez, esa rima simple que yo en mi ignorancia pensaba que era fácil de conseguir. Su voz, recitando sus poesías para niños viene a mi memoria sin necesidad de cerrar los ojos, tantas veces la escuche en los programas para niños de mi época. Recurrían a ella como ahora recurren a los latiguillos de los cómicos, nos sacaría con sus versos una sonrisa cuando menos, las más de las veces una sonora carcajada.
Ahora, ya con una edad de mujer respetable, vuelvo la vista atrás y me siento muy afortunada por la oportunidad de escuchar de la propia autora (con esa voz y ese estilo tan característico, tan reconocible) esos maravillosos versos, que a mi en mi ignorancia me parecían improvisados (mayor merito si lo eran).
Esos años de infancia en los que empezaba a amar la literatura.
Miro de nuevo la fotografía y reconozco tras la mirada envuelta en humo a la gran mujer, gran persona que quería ser poeta y ¡lo consiguió! y que por fin, quitándome muchos velos, he sabido ver.
Aprender de ella que mantenerse en estado optimista / las veinticuatro horas del día / es un hecho heroico que nadie ensalza / y a mi me llena de orgullo de tarde en tarde...
Arriba el optimismo!. Buena lectura!.
Lilith

4 comentarios:

GEO dijo...

La foto me recuerda a M.E.Walsh, vamos a ver a donde me lleva a pasear esta señora. Gracias por la presentacion ;-)

andadimelo dijo...

Todos deberíamos llevar dentro algo de Gloria Fuertes...
Os pongo entre mis favoritos... a ver qué leemos¡¡ ah¡¡ lo veo perfectamente¡

Ana dijo...

Tengo entre mis manos un libro que no puedo dejar de leer: MUJER DE VERSO EN PECHO de Gloria Fuertes. Me paseo por sus páginas con una sonrisa en los labios y un pellizco en las tripas. Va directa a la verdad sin dramatismos, sin florituras, sin violencias inútiles. Es llana y simple, pero siempre certera. Hubiera querido conocer a esta asombrosa mujer que entusiasmó a los críticos más difíciles y exigentes, los niños, con humor y ternura. Que no nos olvidó a los niños que nos volvimos adultos ni quiso arrebatarnos los caramelos, todo lo contrario, nos aconsejó compartirlos y disfrutarlos, sin dejar de advertirnos, eso sí, de lo amargos que se vuelven algunos. Hubiera querido conocerla para pasar tarde enteras junto a ella en su humilde estudio hablando de libros y de vida con un trozo de tarta y un vaso de vino, cómo no; preguntándole qué hay que hacer para no olvidar que "lo malo de lo malo es que a veces se disfraza de bueno" y que lo bueno de lo bueno es que no lleva disfraz, sólo envoltorio humilde. Redescubrir a esta mujer ha sido para mí un regalo y como una niña en su cumpleaños me siento, agradeciendo ser adulta para conocerla bien. Ya no puedo dejar de leer sus poesías, no quiero hacerlo y no lo haré nunca, para que venga a mi casa y así podré besar yo sus manos y hablarle de lo que he leído ("Lo que yo quisiera").

Ana dijo...

Magnífica presentación Charitina! Me la he leído varias veces y me encanta. Ayer te lo quería poner, pero al final me cabreé con el error que tuve, ya sabes cual!!!, y lo dejé para hoy. Además quería borrar mi otra intervención porque pretendía hablar de Baudelaire también y no me dejó. Al final lo dejo así!
Eso sí, continuo con mi campaña para animar a la gente a que se acerque a los libros de esta mujer, porque hay mucho más en ella de lo pueda parecer en un principio.

GEO dijo...

La foto me recuerda a M.E.Walsh, vamos a ver a donde me lleva a pasear esta señora. Gracias por la presentacion ;-)

andadimelo dijo...

Todos deberíamos llevar dentro algo de Gloria Fuertes...
Os pongo entre mis favoritos... a ver qué leemos¡¡ ah¡¡ lo veo perfectamente¡

Ana dijo...

Tengo entre mis manos un libro que no puedo dejar de leer: MUJER DE VERSO EN PECHO de Gloria Fuertes. Me paseo por sus páginas con una sonrisa en los labios y un pellizco en las tripas. Va directa a la verdad sin dramatismos, sin florituras, sin violencias inútiles. Es llana y simple, pero siempre certera. Hubiera querido conocer a esta asombrosa mujer que entusiasmó a los críticos más difíciles y exigentes, los niños, con humor y ternura. Que no nos olvidó a los niños que nos volvimos adultos ni quiso arrebatarnos los caramelos, todo lo contrario, nos aconsejó compartirlos y disfrutarlos, sin dejar de advertirnos, eso sí, de lo amargos que se vuelven algunos. Hubiera querido conocerla para pasar tarde enteras junto a ella en su humilde estudio hablando de libros y de vida con un trozo de tarta y un vaso de vino, cómo no; preguntándole qué hay que hacer para no olvidar que "lo malo de lo malo es que a veces se disfraza de bueno" y que lo bueno de lo bueno es que no lleva disfraz, sólo envoltorio humilde. Redescubrir a esta mujer ha sido para mí un regalo y como una niña en su cumpleaños me siento, agradeciendo ser adulta para conocerla bien. Ya no puedo dejar de leer sus poesías, no quiero hacerlo y no lo haré nunca, para que venga a mi casa y así podré besar yo sus manos y hablarle de lo que he leído ("Lo que yo quisiera").

Ana dijo...

Magnífica presentación Charitina! Me la he leído varias veces y me encanta. Ayer te lo quería poner, pero al final me cabreé con el error que tuve, ya sabes cual!!!, y lo dejé para hoy. Además quería borrar mi otra intervención porque pretendía hablar de Baudelaire también y no me dejó. Al final lo dejo así!
Eso sí, continuo con mi campaña para animar a la gente a que se acerque a los libros de esta mujer, porque hay mucho más en ella de lo pueda parecer en un principio.